21 jul. 2020

🌱 Tiempo

Hace más de 50 días que envié el último email, el de "La Siembra Digital", que tuvo buena acogida según me muestra la estadística.

En este, me gustaría comentar un poco sobre el título, TIEMPO, pero lo haré al final del email, primero quiero contarte cositas.

Han sido casi dos meses de no parar, como todo el mundo, volviendo a la normalidad e intentando recuperar la rutina. Incluso viajando a Cabo de Gata en unas vacaciones reservadas desde febrero.

En este tiempo he estado trabajando la base de datos de empresas (que comenté en el anterior email) con el objetivo de vender una serie de productos que represento. Este mismo lunes he enviado un email con lo último en EPIs, mascarillas y geles higienizantes.

Como caído del cielo (o más bien por haber sembrado) en este periodo he descubierto un nuevo nicho de mercado para teletrabajar. Se trata de la realización de presentaciones para proyectos, algo que llevo haciendo desde hace más de 10 años y que hasta ahora no había ofrecido como servicio profesional propio.

También he aprovechado la base de datos para poner en valor trabajos que ya estaban hechos. Esto es de primero de marketing, si ya lo tienes hecho, no hagas otro, pon en valor el que ya tienes y sácale más rendimiento al trabajo que ya has realizado.

Con esta idea he lanzado dos mailings que a su vez he publicado en redes sociales para darles más alcance:
 
En el resto de cosas, te cuento un poco los avances de estos casi dos meses.

En el Blog de Viajes me he relajado bastante, solo he publicado dos cosas:
En cuanto a los dos nuevos proyectos de venta en los que me subí a bordo durante el confinamiento, me he volcado en el tema y he publicado algunas cosillas:

En el área de aparatos de desinfección: En cuanto al tema Lego:
Webs de Turismo y Gastronomía
Tras mi acción de manazas, la web de turismo y gastronomía de Estepa empieza a volver a la normalidad.

Está empezando de nuevo a recibir visitas y pese al estropicio que hice y teniendo en cuenta que con el confinamiento la gente no ha viajado (y por tanto no ha consultado), está consiguiendo igualar las visitas del año pasado en el mismo periodo (menos mal).
La web de DeTarifa sí que se ha resentido, durante el confinamiento (que es un periodo del año muy bueno en visitas por la Semana Santa) apenas ha tenido visitas, aunque me da tranquilidad ver que desde que se puede viajar la web está doblando resultados respecto al año pasado. Habrá que ver a final de año si se mejora la cifra de 2019.
 
El Proyecto Youtuber.
Sobre el "Proyecto Youtuber", lo he dejado totalmente abandonado hasta esta semana que lo he retomado. Más de un mes sin tocarlo. La nota positiva es que en este tiempo, sin tocarlo, ha aumentado en más de 200 suscriptores (a menor ritmo que de costumbre, pero subiendo).

Y como dije al principio, voy a hablar un poco del TIEMPO.

Desde hace una buena temporada tengo la sensación de que "no me da tiempo".

Lo primero para solucionarlo fue plantearme optimizar más el día de modo que pudiese hacer más cosas. Hacer listas de cosas pendientes, levantarme más temprano, solapar tareas para reducir el tiempo dedicado a cada una, etc.

Al principio funcionaba, pero luego empecé a darme cuenta que "no me daba tiempo".

Lo siguiente fue prescindir de tareas, cosas innecesarias (hobbys) que no me daban un beneficio económico y que por tanto en ese momento de la vida era mejor dejarlas aparcadas.

Aún así, seguía sin "darme tiempo".

Tras un periodo de reflexión (el inicio del confinamiento) en el que tuve que dedicar el tiempo a otros menesteres, me di cuenta que el haber desconectado de las cosas que "no me daban tiempo" me había servido para comenzar a discriminar con más criterio entre ellas.

Mirando detenidamente esas tareas, resulta que las que había dejado aparcadas en numerosas ocasiones eran las que más "hygge" me daban. Las otras, como se suele decir, "solamente" pagaban las facturas (que no es poco).

¿A qué conclusiones he llegado? 

Son varias las conclusiones. La primera y más importante: no solo por anotar en una lista cosas para hacer... hay que hacerlas.

Se pueden quedar ahí anotadas y darles curso poco a poco. Si en nuestra lista está la construcción de un castillo como hobby, no hay que obsesionarse con acabar el castillo lo antes posible.

Un día compramos un terreno. Otro compramos materiales. Otro día ponemos 10 ladrillos. Otro ponemos solo 7.

Esto puede originar que nunca acabemos el castillo, pero hace que el castillo no se convierta en nuestra condena. Y siempre estará la posibilidad de acabarlo. De no ser así, el proceso de construcción seguro que habrá merecido la pena.

La segunda, si unas cosas nos dan  "hygge" y otras pagan las facturas... ¿por qué no hacer que las cosas que nos dan  "hygge" paguen las facturas?

Esto es muy bohemio y soñador, pero últimamente me estoy dando cuenta que cada vez me gusta más trabajar en las cosas que comenzaron como una afición. Además, están empezando a pagar algunas facturas. Quizás este sea el camino que debo seguir.

La tercera y última conclusión: hay que establecer prioridades. Si hay que cumplir un plazo, el resto de cosas sin plazo pueden esperar. Es mejor centrarse en lo urgente y darle curso para poder estar al 100% centrado en lo importante, ya que, por experiencia, si lo importante se lleva un 50% de atención, al final requiere el doble de tiempo.
 
Y hasta aquí lo que quería compartir, por hoy es todo, un buen texto para entretener en estas calurosas tardes de verano.

¡Un saludo!
Lagos de Covadonga. Mayo 2016.
Más info en www.100planes1finde.com
¡Buen verano!

No hay comentarios: