25 mar. 2014

Cómo se vive sin gatos?

Hace un tiempecillo que vengo dándole vueltas a algo que irremediablemente va a ocurrir. Tras 17 años conviviendo con gatos me doy cuenta que este periodo va a llegar en breve a su temido fin.

Ante esto, me encuentro con un gran dilema:  No sé cómo se vive sin ellos. No recuerdo cómo era mi vida antes de tener gatos. 

¿Cómo podía llegar a casa sin ellos esperando en la puerta para que les saludara? ¿cómo podía ver la tele sin ellos en las piernas? ¿Cómo podía ir por la casa sin fijarme dónde piso? ¿cómo podía estudiar sin un gato que me quisiese quitar el boli? ¿cómo podía despertarme sin verles? ¿cómo podía salir de casa sin despedirme de ellos? ¿Alguien me puede explicar cómo se hace eso? Sinceramente... tengo miedo a ese mundo que he olvidado y que ahora para mi se presenta desconocido. Pero lo peor de todo no es mi miedo, lo peor es que los voy a echar muchísimo de menos... 

Algunos nacieron en mi mano, otros crecieron a mi lado, a todos les curé cuando estuvieron enfermos y les di sus medicinas, ellos estuvieron a mi lado cuando estaba enfermo porque sabían que algo raro pasaba, ellos eran de la familia, eran uno más. Tenían su cama preferida, su sofá preferido, su silla preferida. Sus hábitos, sus horarios, sus costumbres. Su educación, el saber dónde podían estar y dónde no, lo difícil y a la vez increíble que es entender que un gato te acompaña por el pasillo, entras a lavarte los dientes y se para en la línea de la puerta del baño porque sabe que no debe entrar ahí. Son cosas que hay que vivir para entender. Y a pesar de que hayan sido tantos años, nunca dejarán de parecerme extraordinarias. 

Pero todo llega a su fin, y ese vínculo que hemos creado a lo largo de tantos años parece que se va a ir así sin más, con una explicación lógica que es la de la "ley de vida" que aunque la entienda, nunca querré comprender. 

Me quedo con esos buenos ratos que gracias a ellos he podido vivir, esos momentos que yo estoy convencidísimo que gracias a ellos han hecho que vea la vida de otra forma, de una forma más positiva que no habría sido posible sin ellos. 

Es difícil expresar lo que siento en estos momentos, pero por suerte en el mundo hay gente que ha podido sentir lo mismo y que tiene talento para expresarlo. Os pongo un cómic que lo describe a la perfección pero en el mundo canino. Espero que guste:

 

Visto en: Avanceintermitente.com