30 nov. 2013

¿Cuántos pasos hay que dar al día?

El post de hoy viene motivado por una reciente adquisición (un podómetro) hecha a través del programa de puntos de la tarjeta de débito de Bankia

Como no paraban de timarme y cobrarme comisiones por todo, he decidido cerrar la cuenta allí, pero antes quería canjear los puntos acumulados por algo que le pudiera sacar utilidad.

Un medidor de pasos me pareció algo útil dentro del catálogo de cosas poco útiles y baratuchas que tiene Bankia (este modelo en algunas webs si se compra de 50 en 50 unidades sale por poco más de 3€) así que lo pedí y ahora que lo tengo me he puesto a probarlo recorriendo el pasillo, por si no funcionara bien.

Entre una prueba y otra he pensado "¿Cuántos pasos hay que dar al día para conseguir un beneficio para la salud?". Como San Google lo sabe todo, he buscado y he encontrado que la línea que separa a una persona activa de una sedentaria se sitúa según los expertos en 10.000 pasos diarios (lo que viene siendo unos 7 Km).

La verdad es que no es algo excesivo ni tampoco es poca cosa. Significaría algo más de una hora diaria de caminata que, entre otros beneficios, nos aportaría menor riesgo de padecer diabetes, menor riesgo de padecer hipertensión arterial y menor riesgo de obesidad. 

El próximo lunes voy a probar a llevarlo puesto todo el día, por curiosidad, así podré comprobar cuántos pasos doy en un día normal y cuántos me faltan para llegar a la caminata ideal.

¡Qué duro es cuidarse!

Fuente: TuDoctorOnline.com

4 nov. 2013

Cotilleos Inteligentes: la publicidad del siglo XXI

En los últimos años la saturación publicitaria que sufrimos exige que las agencias hagan un esfuerzo extra y saquen a la luz sus mejores creatividades para que los consumidores se fijen e interactúen con sus clientes. Una tarea un pelín complicada si tenemos en cuenta que el objetivo es común.

Piensa tres productos que consumas habitualmente como consecuencia de haber visto su publicidad. Difícil, ¿verdad? pero... aunque creas que la publicidad no te ha condicionado a consumirlos... el caso es que lo haces. ¿Y si esa publicidad que consumes conscientemente... es un refuerzo de otra que consumes sin darte cuenta? ¿y si lo que oyes en tu día a día está condicionándote a consumir un producto en vez de otro?

Bicheando por la red he llegado a un pequeño reportaje en el que se desvela quiénes son las personas que con su rumorología condicionan nuestro comportamiento. Una élite de profesionales que con su trabajo en la sombra hacen que dependa de ellas el éxito o fracaso de una marca o producto.

Os invito a conocer y compartir este interesante documental imprescindible en cualquier pantalla cuya vida se relacione con la publicidad. Aquí va:

Si queréis saber más de ellas podéis hacerlo en su web www.gossipsmart.com

Saludos!