28 nov. 2016

Cómo tener Mantecados y Polvorones gratis esta Navidad

Como todas las navidades, los mantecados y polvorones nunca faltan en los hogares españoles y cada vez más en los de otros países. Tan lejos llegan que este año los países árabes serán importadores de bastantes toneladas.

Desde agosto las fábricas de mantecados y polvorones de Estepa están que no paran de fabricar este famoso dulce navideño. Concretamente, este año se esperan fabricar más de 600 millones de unidades. Casi nada.


¿Y cómo tenerlos gratis estas navidades?

Muy sencillo, echándole mucha originalidad al asunto y siendo muy creativo. En la web Visitestepa.net hay un concurso en el que basta con dar un par de me gusta en Facebook, (uno a la IGP Mantecados y Polvorones de Estepa y otro a Visitestepa) y dejar en la página del sorteo un comentario original.


¿Cuándo se acaba el plazo?

El plazo para presentar propuestas acabará el próximo viernes a las 12:00, así que aún quedan unos días para participar. 

¿Quién ganará?

Tras el periodo de concurso, el jurado elegirá el comentario más original y su autor será el ganador, llevándose a casa un buen lote de mantecados y polvorones de Estepa. Y navidades solucionadas. Así de sencillo.Tan solo hay que poner a funcionar las neuronas e invertir un par de minutos. 

Si vais a probar, solo me queda desearos mucha suerte y originalidad.

Un saludo!

11 nov. 2016

Rincón Literario: El Arte de la Guerra

"El arte de la guerra" de Sun Tzu llega al Rincón Literario del blog como uno de esos libros clásicos que siempre tuve en la agenda de lectura como pendientes y que gracias a encontrarlo en una feria del libro (por tan solo 2€) dejó de ser pendiente para pasar a leído.

Siempre había oído que es un libro que, aunque se escribió en el siglo IV, sirve en la actualidad como referencia para encarar el día a día, la "guerra" diaria a la que nos solemos enfrentar.

Es un libro breve, fácil de leer, con cosas lógicas que todos sabemos pero que hace falta que se nos recuerden constantemente para no perder el rumbo. Si tenéis un rato os recomiendo su lectura.

Siempre he pensado que las cosas pasan por algo y coincide que este libro lo leí justo en pleno proceso de escritura de "Empezando a empezar". En esos momentos me planteaba desistir porque realmente no creía que llegase a nada mi libro, solamente me serviría para quitarme la espina de transformarlo de idea a papel. "El arte de la guerra" fue un pequeño empujoncito para continuar, ya que mi batalla (que era escribirlo en los trayectos de autobús con el móvil) la había ganado y si conseguía que las tres "eFes" lo leyeran (Family, Friends, Fools) sabría que el esfuerzo no había sido en vano. Por suerte me alegra poder decir que la cosa va por buen camino.

Para cerrar el post, como dije anteriormente, recomiendo que leáis este libro de Sun Tzu. Merecerá la pena.

3 nov. 2016

Por qué en la puerta del Hospital Virgen del Rocío se fuma más que en la de una discoteca

Por desgracia, cada vez que paso por el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla acabo bastante decepcionado con el comportamiento de muchas personas que lo frecuentan. Ni los enfermos, ni los familiares, ni los sanitarios, ni los administrativos, ni el personal de mantenimiento entienden que los derechos de uno terminan donde empiezan los de los demás, pero si empezamos a ver situaciones particulares necesitaríamos mil párrafos para comentarlos. Centrémonos en un gran problema de educación, no formativa, sino de sentido común, que es el tema del tabaco.

Mira que hay carteles que lo prohíben pero allí se fuma dentro de todo el recinto hospitalario. Y cuando digo dentro no quiero decir en los jardines o en la puerta, que hay más colillas que en la puerta de un bar de copas, yo a lo que me refiero es a los servicios, a las escaleras cercanas a los quirófanos, a las habitaciones (con el consentimiento del enfermero gracioso del turno de noche que al ser descubierto le dice en clave al fumador que deje de fumar que lo han pillado) e incluso el olor a tabaco que sale de algunos despachos a última hora del día, como si ya no se notara el pestazo. Una delicia sobre todo para las personas mayores que llegan medio asfixiados, eso les tiene que venir muy bien.