24 dic. 2017

2017: un año en blogs

Hace un año hice un recopilatorio bloguero sobre cómo había ido el año 2016 y cuál era el planteamiento para 2017. Siempre he pensado que vivir de un blog (o de varios) debe estar muy bien, pero cada uno vale para lo que vale y en mi caso me gusta pensar que lo hago por diversión, aunque sin dejar de mirar de reojo la posibilidad de vivir de ello.

A pesar de haber hecho una planificación bloguera para 2017 y a priori conseguir unos resultados mejores que los esperados, la realidad es que de ello no voy a vivir pero sí que, tras haber hecho la prueba en el último trimestre de 2017, cada vez veo más factible la posibilidad de que estos blogs "trabajen" para otros propósitos que tengo.

Como hiciese a finales de 2016, vamos a darle un repasito a los distintos blogs que regento a ver si se han cumplido o no los objetivos marcados para 2017. Vamos allá.


Repasando blogs en 2017

En 2016 añadiendo 4 artículos tuvo algo más de 19.600 páginas vistas, y en 2017 tras añadirle 12 artículos nuevos, uno al mes, ha conseguido un total de 22.000 páginas vistas. De los nuevos artículos, el más visitado ha sido el de la escapada a Gijón y Ribadesella, con más de 2.000 visualizaciones


El blog revelación, que en 2016 tuvo 4.700 páginas vistas con 31 artículos añadidos, y que ya apuntaba a que iba a ser un blog con mucho tirón, sobre todo gracias a los vinos de Mercadona que generan mucha curiosidad. Pues bueno, en 2017 ha sumado 30.000 páginas vistas añadiéndole 52 nuevas entradas (se nos va el vino en catas, que diría mi primo Edu). Muy contento con este blog.


Como ya decía en 2016, surgió como un recopilatorio de libros leídos y sumó en 2016 casi 5.000 páginas vistas solo en 2016. Uno de los propósitos para 2017 era leer más, pero no lo he cumplido. Tan solo he añadido 5 nuevos artículos a pesar de tener empezados dos libros más que ya entrarán en 2018. Algo mejor que el año pasado, pero no suficiente. A pesar de ello el blog en 2017 ha sumado 5.100 páginas vistas.

A esto se une que a finales de 2016 me aventuré a escribir un libro, que no ha sido un best seller ni ha recuperado su coste de producción, pero para algunos propósitos sí que me ha servido llegando a la friolera de 75 ejemplares vendidos. Si estás leyendo esto y quieres que sean 76, aquí puedes echar un vistazo. Su título es "Empezando a empezar. Ideas para no parar".


Sin duda el que más me gusta y con el que mejor me lo paso. En 2017 he añadido 52 artículos nuevos, uno a la semana, que han ayudado a alcanzar algo más de 33.000 páginas vistas este año por 29.200 que se consiguieron en 2016. Si nunca lo has visitado te lo recomiendo, a mi me encanta.


Formando parte de la web www.detarifa.com, los 11 artículos publicados durante 2017 en este blog han ayudado a sumar a la web un total de 2.700 páginas vistas durante 2017, unas 200 menos que en 2016. La verdad es que esperaba mucho más, aunque he trabajado mucho el posicionamiento hay demasiada competencia en este área.

La única lectura positiva es que la página ha ganado en contenido y ha subido en visitas, aunque estos visitantes han visto menos páginas por visita, de ahí el descenso general. Sabía que iba tarde con esta idea, pero bueno, no hay que dejar de perseguir el objetivo. Para 2018, será doblar el número de páginas vistas.


De nuevo al que más tiempo he dedicado, integrado en la web www.visitestepa.com como sección de noticias. En 2016 me puse el objetivo de llegar a las 100.000 páginas vistas y superó las 125.000. En 2017 el objetivo era superar eso, y gracias a los 253 artículos nuevos, se han superado las 181.000 páginas vistas. De nuevo más que satisfecho. 


En este caso este que estás leyendo. En 2016, añadiéndole 16 artículos nuevos, sumó 22.300 páginas vistas, en 2017 con 12+1 artículos ha superado las 35.000 páginas vistas. Sigue siendo mejorable, pero el tema es que ha crecido y es para estar contento.

Conclusión
El año pasado la conclusión fue que, en términos globales, la experiencia había sido positiva, ya que había puesto en marcha en los distintos blogs estrategias y tácticas de posicionamiento que habían salido bien. Lo que faltaba era que fuese rentable el asunto en términos monetarios.

Y ahí seguimos, en que todo lo relativo al posicionamiento funciona como un cohete, pero el apartado correspondiente al tintineo de monedas en la máquina registradora no ha ido para delante. ¿He avanzado? Sí, considero que sí, pues todo ha crecido y hay algunos blogs que están actualizados hasta marzo de 2018 gracias a la programación. Además, sus redes sociales correspondientes han creado comunidad y cada vez es más sencillo promocionar contenidos, he conocido a gente interesante de cada mundillo y he aprendido mucho en general.

Lo malo es el ritmo de vida, la máquina llega a su tope y desde octubre se ha notado el cansancio acumulado. Dejé de cumplir algunas áreas de la programación porque no daba para más y cuando comienzas a tomarlo como una obligación... mal vamos.

Y aquí viene la conclusión verdadera: Hay que moderar el ritmo. Dedicar mi tiempo a otras cosas que tengo paradas y que son mucho más importantes en la vida que cumplir una programación de blogs. Ya sé que no voy a vivir de ello, así que ya tengo claro que el tiempo de dedicación va a reducirse drásticamente. ¡Qué remedio!

Para 2018 uno de los objetivos será hacer deporte. Me consideraba sedentario pero desde que me instalé Google Fit veo que mi actividad y pasos están por encima del 80% de Sevilla así que tan sedentario no seré. Pero la realidad es que no hago deporte. Ando mucho para ir y venir de sitios como el trabajo, el garaje, compras, etc. Pero eso es estar activo, no es hacer deporte. Este año toca "corpore sano".

Otro objetivo será ver más a la familia y amistades, que tengo una lista de cafés y cervecitas pendientes que empieza a rozar lo preocupante. Soy muy dejado en este aspecto pero luego cuando estoy metido en materia la realidad es que no hay excusas para no regar el huerto de la familia y las amistades.

También quiero salir más, aunque sea a comer pipas a la plaza o dar un paseo para tomar el sol, hacer cosas tan simples como leer libros sentado en un banquito en el parque, que hace siglos que no lo hago, y también hacer un par de viajes más extraordinarios que por falta de tiempo se han ido quedando en el tintero.

A ver si soy capaz de cumplirlo todo, el año que viene lo veremos.

¡Un saludo y felices fiestas!

No hay comentarios: