1 jun. 2011

.:: Capoeira en Sevilla ::.

Wenassss
Buscando en el baul de los recuerdos he llegado de casualidad a un trabajo que hice sobre como llegó la capoeira a Sevilla. No se si antes de cuando digo hubo algo, pero el caso es que tras buscar, rebuscar, y volver a buscar, esto fue lo que encontré en el año 2005.

Lo dejo por aquí por si le puedo facilitar el trabajo a alguien que como yo, tenga que hacer un trabajito sobre como llegó la capoeira a la capital de Andalucía. Aquí va:


El primer contacto de la ciudad de Sevilla con el arte marcial de la capoeira se dio en la Exposición Universal de 1992 celebrada en la Isla De La Cartuja. Como uno de los espectáculos que se ofrecían en las calles de la Expo´92 se encontraba una expedición de capoeiristas brasileños acompañados por mujeres que tocaban los instrumentos y bailaban mientras los hombres jugaban. La espectacularidad de esta arte marcial hacía que se congregarán multitud de personas en las inmediaciones de la entrada al recinto que se situaba entre los pabellones de la ONCE y Canadá. Yo por esas fechas tenía solo 10 años y no sabía que la capoeira entraría en mi vida, pero por suerte, mi padre uno de esos días llevaba la cámara de fotos y pudo inmortalizar el momento en la foto que se puede ver a continuación:


Posteriormente a la Expo´92, como expone Pedro Julio Martín Villalba en su libro “Ao Som Do Berimbau”, en 1996 cuando él tenía tan solo 18 años de edad y era cinturón negro en full contact, presenció la película “Solo el más fuerte”, basada principalmente en la capoeira. Esta enigmática lucha llamó su atención, y despertó su interés por conocer más a fondo sus orígenes y su metodología. Localizó un libro en castellano escrito por Leornardo Torres Negro, y no dudó en ponerse en contacto con él para solicitarle cualquier tipo de información que pudiera poseer. Leonardo, atendiendo a su petición, le proporcionó algunas cintas de video en las que se explicaban algunos ejercicios, golpes, etc.
Como coincidieron en decirme Cavalaría y Klaus durante sus entrevistas, poco a poco, se unieron a él algunos amigos, atraídos por la gran diferencia técnica y cultural existente entre la capoeira y el resto de artes marciales que habían practicado. Ya se podía considerar que estaba surgiendo un pequeño grupo de practicantes autodidactas de capoeira, aunque les seguía faltando alguien con los conocimientos necesarios que les proporcionara el fundamento que necesitaban. Este hecho les llevó a buscar con los medios de los que disponían, a un profesor cualificado que les enseñara esta lucha que poco a poco iban conociendo.
Se organizaron y anunciaron su búsqueda en periódicos, en distintas facultades y colegios, en diversas instancias a gimnasios, por internet, dando finalmente esta búsqueda el resultado que esperaban: La localización de una persona que cumpliera los requisitos capoeirísticos técnicos y culturales que ellos demandaban. Con esfuerzo consiguieron ponerse en contacto con Joao Paulo Pinho Freire de Carvalho, conocido en el mundo de la capoeira como profesor Cía, quien estudiaba medicina en Sevilla por aquel entonces, y que vio los carteles puestos por Pedro Julio por el Campus Universitario de Reina Mercedes. Cía es hermano del mestre Cabeludo (Grupo de Capoeira Porto da Barra, Salvador de Bahía) heredero directo de la tradición didáctica que caracteriza a la Capoeira de Mestre Bimba.
Consiguieron que diera un primer curso de iniciación a la capoeira, existiendo un breve precedente a dicho curso, ya que el entonces profesor Claudio del Grupo Internacional de Capoeira Topazio de Mestre Dinho había intentado mantener un curso con anterioridad, pero debido a motivos personales se vio obligado a cesar la actividad. Cuando empezaron a entrenar Cía, Pedro Julio y demás amigos, ocasionalmente lo hacían en un tatami que les cedía la Universidad de Sevilla y sobre todo en los parques que había por la ciudad (Parque de Maria Luisa, Amate, Alamillo, etc). Al terminar Cía sus estudios de medicina, se trasladó de ciudad, dejando en Sevilla un número considerable de aficionados a la capoeira.
El número de adeptos fue creciendo en Sevilla hasta que fueron los suficientes como para considerar la idea de que podían dar las clases en algún gimnasio y que de allí podía surgir un gran grupo de capoeira. El Grupo Internacional de Capoeira Topazio de Mestre Dinho tenía varios profesores por algunos países europeos tales como Italia, Alemania o Grecia, y en vista del interés surgido en Sevilla por la capoeira, decidieron mandar al profesor Claudio Caveira a nuestra ciudad, fundando así junto al grupo de jóvenes interesados, el Grupo Topazio, ubicándose en el Gimnasio Hebert de la calle Eduardo Dato.
Al poco tiempo tras la creación de este primer grupo, viendo el negocio que la capoeira podía suponer, comenzaron a formarse más grupos por Sevilla como, por ejemplo, en el gimnasio Vip Sport donde quien daba clase era un formado (graduación menor que profesor), en el Gimnasio Paco de Dos Hermanas, gente de otros grupos que vinieron desde Salvador de Bahía en Brasil como, por ejemplo, el grupo Rabo Da Raia, con profesor Chico a su cargo e impartiendo en el Gimnasio Ruts. Gracias a la actividad de estas personas emprendedoras, fue aumentando poco a poco, la comunidad capoeirística en Sevilla.
Pedro Julio (quien es conocido en la capoeira como “Comprido”), bajo la tutela del profesor Caveira, obtuvo la graduación de alumno Formado en el año 2001, durante una de sus visitas a Salvador de Bahía motivada por el Encuentro Anual del Grupo. Dicha graduación refleja la preparación y nivel de conocimientos necesarios para impartir clases y cumplir el objetivo fijado hacía tantos años, siendo éste el de dedicarse a enseñar aquel arte marcial que despertó en él un interés mayor que cualquier otro hasta entonces.
Comprido comenzó entonces a dar a conocer la capoeira en Sevilla, mediante folletos, pancartas en las paradas de autobús, cursos en el Ayuntamiento de Sevilla, exhibiciones en la Plaza Nueva y en centros comerciales, el boca a boca, mediante la web www.capoeiras.com, y mediante todos los recursos que estaban en su mano.
Debido al crecimiento de la capoeira en Sevilla, se estableció con buen resultado, un evento anual conocido como “batiçao” (bautizo), creado con el objetivo de que los alumnos adquieran su graduación bajo la evaluación de profesores nativos, venidos a Sevilla expresamente para este evento que se celebra de forma gratuita en pabellones deportivos o en lugares públicos como, por ejemplo, el centro comercial Nervión Plaza. Además de las citadas graduaciones, se muestran al público asistente los cantos, acrobacias, y se les explica un poco en que consiste la capoeira.
Hoy día es muy difícil establecer un censo de los practicantes de este arte marcial en Sevilla por diversos motivos:
- No existe un organismo oficial que lo regule, con lo cual no hay ningún tipo de control sobre los practicantes.
- Ya no hay un solo grupo de Capoeira como era antes, ahora además de Topazio, podemos encontrar otros en las misma ciudad como Rabo da Raia, o como Capoeira Boreal.
- Cada día hay mas gente que lo prueba y le gusta, y además ahora que se esta poniendo de “moda” (aparece en videoclips, en la publicidad del Carnaval Movistar, los Doritos Capoeira, etc.) salen capoeiristas nuevos atraídos por la espectacularidad de este arte marcial.

Entre los eventos más importantes destaca en Sevilla el anteriormente citado batiçao, habiéndo sido celebrado este año el 13 de marzo a las 12:00 de la mañana en el centro comercial Nervión Plaza. (Extraído de www.capoeiratopazio.com)
Otro importante evento programado es el de las II Aulas Abiertas de Capoeira, que se celebró el 12 de marzo en el Parque del Alamillo, estando organizado por el Grupo Internacional de Capoeira Topazio de Mestre Dinho. (Extraído de www.capoeiratopazio.com)
También destaca un evento a nivel nacional conocido como “Maratón”, en el cual se lleva a cabo una roda de 24 horas de duración. La última Maratón tuvo lugar en Cádiz, donde se concentraron capoeiras de toda España que jugaron durante 24 horas en medio de la playa.
Como eventos menos significativos, encontramos pequeñas exhibiciones que se desarrollan en lugares muy concurridos, donde está asegurada la afluencia de público debido a la curiosidad que despierta este arte. Dichos lugares pueden ser desde centros comerciales como Nervión Plaza o lugares céntricos como la Plaza Nueva, hasta incluso playas muy populares como las Chipiona o Matalascañas. También se han hecho exhibiciones en fiestas y ferias de pueblos, veladas de barrios, etc. Estas exhibiciones sirven como publicidad de los grupos, aprovechando éstos para informar de quienes son, como funcionan, etc.
Un saludo!!


Bibliografía: 
    • MARTÍN VILLALBA, P.J. (2003) “Ao Som Do Berimbau”, Editorial Alas, Barcelona.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas, nada mal el artículo aunque hay una falla en la historia en Sevilla.

Después de Cia, Porto da Barra siguió su trabajo en la ciudad.

Saludos.