5 ene. 2009

Que no se pierda la ilusión

Hay una cosa en la vida a la que considero muy importante. Esa cosa es la ilusión. El creer en algo, el tener algo en la cabeza qué te hace levantarte todos los días con la sonrisa en la cara por conseguir o seguir teniendo eso que tanta ilusión te hace.

Todos los 5 de enero me acostaba deseando al día siguiente pillar a los Reyes Magos en mi salón, tomándose el anís y los mantecados que les dejaban mis padres, o al menos ver a los camellos bebiéndose el cubo de agua que les dejábamos, porque después de tanto camino algo de sed tendrían. Todavía a mis 26 años tengo la ilusión de pillarlos con las manos en la masa, y con el primer ruido del día sigo pensando: "¿serán ellos? ¿me levanto y los pillo? ¿y si se enfadan y no me dejan nada?ummm mejor me duermo un poco y espero que me despierten mis padres"

Hoy, 5 de enero, sé que no seré el único que se acostará nervioso y deseando dormir para que pase rápido la noche. Como dice Paulo Coelho en El Alquimista: "cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo". Es bueno no perder la ilusión.

Melchor, Gaspar, Baltasar... algún día os pillaré.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo si que espero ver a mi camello esta noche!!